miércoles, 14 de junio de 2017

PRESENTACIÓN SOBRE LOS AUTORES



     FERNANDO DE HERRERA

Nací en Sevilla en  1534 y morí en 1597 con 63 años.Fui un Poeta, historiador y crítico español, me llamaban el DIVINO por mis coetáneos. Fui el principal representante de la escuela poética sevillana del siglo XVI.
Nací en una familia humilde. Mi padre era hidalgo de pocos bienes, me educó un maestro llamado Pedro Fernández de Castilleja, pero no obtuve ningún título académico. Tenía la ambición de ser enciclopédico con mi amigo Juan de Mal Larga. Cursé estudios eclesiásticos y recibí órdenes menores. Siempre he tenido una pasión por la libertad absoluta y sinceramente nunca me abría fácilmente a la intimidad y amaba la soledad y el silencio. Sentí una pasión intensa por Doña Leonor de Millán y toda mi lírica amorosa giró en torno a este amor, aunque nunca dije su Nombre, siempre me refería a ella como luz, sirena, estrella, etc. Pero cuando ella murió dejé de escribir poesía y me dediqué a la literatura y a la historia. Soy una persona muy perfeccionista e inventé una ortografía más ajustada al sonido de las palabras  y una puntuación especial para señalar las pautas de la lectura (hiatos, sinéresis y dialefas). Era muy escrupuloso con mis obras tanto que incluso alguna vez llegué a rehacer alguna de ellas para buscar la perfección de mis obras.


SONETO LXXXVII

El  poema trata de su amor por una mujer y de cómo su amor va aumentando por momentos, mostrando también cómo sufre por dicha relación en la que no sabe cómo va a resultar parado. Consta de 14 versos endecasílabos, de rima consonante. Como tema, usamos las frase: la descripción del amor de su amada. En este soneto podemos encontrar estos recursos literarios:
  • Metáfora: Cuando dice “pecho” se refiere al corazón. Cuando dice “con mayor fuego” se refiere a con un daño mayor.
  • Símil: Cuando se refiere a la “llama pura”, se refiere al amor en sí.

SONETO XIX.
En el soneto, Fernando de Herrera quiere expresar su desesperación y frustración al ver que no puede estar con su amada. Y que mientras él la espera la vida pasa, y ella nunca llega. La rima de este soneto es consonante. Podemos destacar los siguientes recursos:
  • Paralelismo: repetición de estructuras  al principio de los cuartetos “yo vi” y de los tercetos “yo veo”.
  • Hipérbaton: alteración del orden de la palabras en los versos  1 “unos bellos ojos” y el 11 “el rendido pecho”.
  • Personificación: en el verso 2 “dulce flecha” y en el verso 14 “ciego engaño”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario